domingo, 4 de agosto de 2013

TERRAZO IN SITU & CONTINUO


Este es un pavimento desarrollado en  Venecia a mediados del siglo XV  el cual se empezó a utilizar muy común mente en toda clase de edificación  y  a ido desarrollándose en algunos países europeos hasta lo años 70 en que se extendió su aplicación. El sistema habitual para aplicarlo era vertiendo primero una capa de gruesa de relleno de hormigón de un árido no superior a 12mm la cual servía para darle planimetría a estos forjados y soportes que tendían a irse varios centímetros de nivel entre las salas de una misma vivienda, posterior mente  se extendía en una matriz de cemento blanco, pigmento y la combinación de áridos según el aspecto que se quisiera conseguir, recientemente e visto unos trabajos de terrazo in situ con variedad de colores en unas obras de hace aproximadamente 40 años y es sorprendente la intensidad de color y el buen aspecto en que se encuentran.


A partir de los años 80 cayó en desuso progresivamente quizá sustituido por la cerámica que evitaba entre otras cosas el pulido posterior  y por el encarecimiento de la mano de obra  algo escasa y cara en comparación con las nuevas opciones.
Hay que diferenciar dos sistemas de terrazo in situ al menos desde mi punto de vista, el terrazo como se ve en las imágenes este es un tipo de terrazo realizado con árido de macael y otros áridos y sus posibles combinaciones  en color y el terrazo a la Veneciana que tiene otro proceso y los áridos se siembran sobre una capa de mortero a la cal realizando verdaderas maravillas que quizá alguno haya tenido la ocasión de ver en esos palacios venezianos.
Actualmente vuelve a despertar interés esta técnica, y creo que bajo mi opinión los nuevos materiales que nos permiten reducir espesores y granulometrías, alcanzar altas resistencias sin dejar de perder este aspecto cementoso tan agradable que produce este pavimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario